El instituto

 

Fundado en enero del año 2018, el Instituto de Ciencias Biomiméticas (BSI) es una fundación sin ánimo de lucro que trabaja en el campo emergente de la biomimética.

La biomimética propicia la investigación de soluciones innovadoras a problemas vitales observando las funciones, que generan procesos y estructuras que los materializan, con las que la naturaleza ha ido probándose a lo largo de la evolución. Con esta optimización organicista, podemos inspirarnos para crear diseños y producir materiales, así como productos, adaptados a nuestras necesidades.

El comportamiento biomimético contribuye a hacer posible un futuro innovador y, al mismo tiempo, asumible. Concilia los avances de la ciencia y de la tecnología con el progreso humano, facilitando la comprensión de los ecosistemas vitales y las relaciones entre sus elementos, creando conciencia de especies en convivencia.

La inspiración biomimética en proyectos de innovación pone de manifiesto el compromiso de la emprendeduría por la sostenibilidad, incorporando a sus acciones una perspectiva que tiene en cuenta las complejas interrelaciones que se dan entre los ecosistemas de la diversidad, propiciando hibridación.

El BSI vela por la calidad biomimética de estas acciones, aportando su conocimiento y asesoría en lo concerniente a proyectos de investigación científica y desarrollo tecnológico, dando valor a su relación con el factor humano.

El BSI promueve la visión de la naturaleza como guía y mentora para la construcción de un futuro basado en el progreso sostenible, sustentado en tres principios básicos:

  • Trabajar, libres del antropocentrismo, en pos de la conciencia de especie.
  • Promover la investigación bioinspirada, desde la naturaleza.
  • Facilitar y acreditar la ideación, diseño y desarrollo de soluciones biomiméticas.