La biomimética ofrece una amplia perspectiva para la innovación en una multitud de campos profesionales, desde la biomedicina, a la arquitectura, el diseño, la comunicación, al urbanismo, a la ingeniería y a la economía. 

 

Aplicaciones

Diseño y Biocostura

Aplicaciones

Materiales y edificios Sostenibles

Aplicaciones

Biohormigón y redes energéticas inteligentes

Aplicaciones

Neurogeneración, vacunas biomiméticas

Aplicaciones

Visión ecosistémica de la Educación

Aplicaciones 

Economía Regenerativa

La biomimética se inspira en la naturaleza para emular sus mejores diseños con eficacia. Esta nueva ciencia imita las formas, los procesos y los sistemas de la naturaleza para crear soluciones innovadoras y respetuosas con los ecosistemas.

Esto se logra observando, analizando y finalmente aplicando una mimesis de una (y a veces de varias) de las tres principales funciones:

Morfología

Imitando la morfología de diferentes organismos vivos, equipos de científicos han ideado, por ejemplo: 

 

El tren bala Shinkansen ha sido diseñado imitando la forma de la cabeza del martín pescador que, gracias a la forma afilada de su pico, es el pájaro mejor adaptado para moverse en diferentes medios (aire-agua). Esta mímesis permite reducir el impacto del tren al pasar de un espacio al aire libre a entrar en un túnel, donde el aire es más denso.

Un sistema de turbinas eólicas optimizado basado en la forma de las aletas de las ballenas jorobadas, que reduce la resistencia contra el viento.

Que se encuentra en la piel de los tiburones, adaptada para repeler bacterias. La observación de esta característica ha resultado en la creación de material cobertor para superficies de espacios ocupados por personas con un sistema inmunológico comprometido.

Procesos

Los procesos orgánicos sirven de inspiración para productos como, por ejemplo:

 

Ciertos escarabajos de Namibia usan la topografía de su exoesqueleto, condensando la humedad del aire, para hidratarse. De este proceso se está estudiando su aplicación a situaciones de escasez de agua.

Estructuras creadas por las termitas han servido de inspiración para la arquitectura: el Eastgate Centre de Harare (Zimbabue) emplea este proceso, permitiendo la reducción drástica del consumo energético que se destina a la regulación de la temperatura interior.

Los cefalópodos manipulan la radiación luminosa para mimetizarse con cambios de color. Se está desarrollando un material que imita esta propiedad, con múltiples aplicaciones potenciales.

Sistemas

Los sistemas orgánicos sirven de inspiración para productos como, por ejemplo:

 

Las termitas liberan los residuos de CO2 de su metabolismo, almacenados durante el transcurso del día, para propiciar la ventilación natural de sus estructuras durante la noche. Este tipo de sistema se está aplicando en nuevos modelos de arquitectura, llamados “pasivos”, que sustituyen la calefacción activa.

En la ciudad de Kalundborg (Dinamarca), se emplea la simbiosis para reducir los residuos de la actividad humana. Parte de la idea de que las sobras de una actividad pueden convertirse en la fuente de otra. De este modo, buscan cerrar el círculo de la producción humana, optimizándolo.